6 jul. 2016

Diamantes


Kenro Izu



Still Life 1114b, 2004






Still Life 838b, 2001






Still Life 1081b, 2004

Diamantes


Lilian Bassman



It’s A Cinch,  Carmen, 1951





Lingerie, 1951





Across The Restaurant, Barbara Mullen wearing Jacques Fath, 1949




Mary Jane Russell, 1950


26 may. 2016

λευκές μέρες



τέτοιες ερωτήσεις μένουν στο κενό των φαντασιών μου
κάθε νύχτα στο μαχιλάρι των σκέψεών μου
κάθεται μοναχικό το δάκρυ
εκείνο που κάποια στιγμή θέλησε να εμφανιστεί
να ακουστεί
να φανεί
να το αγαπήσεις

μάζεψε μία χούφτα
δάκυρα πικρά, ερωτευμένα, μοναδικά, λαμπερά
όπως τα άστρα της πονεμένης ψυχής
ενός αναστεναγμού η στιγμή, έκλεισε
τα μάτια προς το πέραν και χάθηκε
στη σιωπή
εντός της σιωπής
εξαφανιζόταν





ομορφιά και αγάπη μέσα σε ένα δάκρυ
ομορφιά και βλέμματα μέσα σε ένα χέρι
γατήσια λόγια, διψασμένα χείλι
ξεραίνονται στην μοναξιά
και
δάκρυα μοναχικά
μοναδικά, τολμηρά όπως δεν ήσουν ποτέ
εδώ, στο κενό, τώρα
βούτα σαν κεραυνός
φωτιά να πάρουν 
αυτοί που δεν κοιμούνται

Atenas

Artículo sobre Atenas, para la sección de Cultura de DisparaMag.
Atenas, Atenas y Atenas, Grecia, Syriza (ΣΥΡΙΖΑ), Nueva Democracia (Νέα Δημοκρατία), refugiados, Lesvos, crisis, Troika, corrupción, Grexit, referendum, ΝΑΙ/ΟΧΙ, Tsipras, la famosa estrella Varoufakis. Todo esto y más es lo que se sabe, se presenta, se discute de Grecia y por lo tanto es lo que se sabe y se quiere saber desde fuera. Como resultado la imagen de los últimos seis años que se tiene de esta sociedad acaba siendo más bien triste, negativa, casi deprimente. Pero tras esta marea de información se oculta la otra cara de la realidad, ésa que no se define con cifras, partidos políticos, acuerdos internacionales y críticos analistas mundialmente conocidos.
Una ciudad terrenal, hecha por humanos, con personas que quieren vivir, quieren sentirse en casa en cualquier rincón de la ciudad. Es la ciudad más importante de Grecia y reúne los 3 de los 10 millones de habitantes que hay en todo el país, cosa que por un lado crea un ritmo más rápido e interesante, pero que también crea un ambiente más caótico, ruidoso, molesto y contaminante. Aún teniendo este papel en el país sigue siendo una ciudad abierta, disponible, directa hacia la persona que quiera vivir en ella, conocerla de visita o venir a criticarla. De alguna forma se podría decir que en Atenas está abierta a todos los estilos, todas las ideas, libertades y opiniones. No es falsa, no se esconde tras bonitos edificios o gente sonriente pero sin sustancia. Todo su pasado, su historia, sus personas, sus guerras, sus problemas políticos-económicos, sus fiestas, sus momentos de auge, todo está reflejado en sus calles, en sus edificios, hasta en el aire que se respira, algo más contaminado que en el pasado.
La gente por las calles es curiosa, te mira con interés, con desprecio, con ganas de conocerte o hasta de gritarte que te apartes, para no impedir su camino. Pase lo que pase, sea el día que sea siempre hay gente fuera en las calles, en las cafeterías, en los bares, en los negocios o en las terrazas de sus casas, a veces más grandes que sus habitaciones. No da la impresión de ser una ciudad “de negocios mayores”, no hay rascacielos ni edificios demasiado altos, tampoco tráfico demasiado lujoso, pero hay vida, hay interés y misterio, las personas se mueven y tanto en sus trabajos como en sus descansos (que suelen ser duraderos) están activas, tienen ganas de interactuar y llenar sus espacios de charla y mucha energía. Hasta antes de la crisis, no había lugar para grandes empresas internacionales en las calles de tiendas, la economía se centraba prácticamente por completo en los pequeños negocios, autónomas de mucha variedad. El problema de la crisis ha provocado el cierre de muchos de ellos y de la “invasión” en su lugar de esas indeseadas grandes empresas, que se han apoderado hasta de algunos de los edificios más bonitos y elegantes del centro. Por suerte y por la forma de funcionar de la sociedad, la variedad y los pequeños negocios siguen existiendo y siendo una de las características que hacen de Atenas una ciudad alternativa, sin demasiadas influencias externas y con un toque personal que la hace incomparable con otros lugares del mundo.
La forma con la que otros países y potencias externas han estado interviniendo y decidiendo sobre el futuro de Grecia, la sensación que existe hoy en día sigue siendo amarga y de injusticia por los resultados desagradables que han estado siempre provocando tales intervenciones. La dominación turca de cuatro siglos (desde XV hasta la Revolución del 1821), la dominación alemana e italiana durante la Segunda Guerra Mundial, la intervención de Rusia en la política griega y la forma en la que países como Alemania o el Reino Unido se apropiaron de los monumentos griegos, tienen todavía impacto en la sociedad y en el carácter de las personas. Con Turquía por ejemplo, el conflicto no ha terminado: por parte de los griegos se siente la pérdida de los territorios pertenecientes a Asia Menor, pero también la aniquilación del pasado de todas las familias que tuvieron que abandonar sus casas y sus ciudades cuando el 1922 tuvieron que trasladarse a Grecia. Turquía sigue manteniendo la idea de la “reconquista” de los territorios perdidos, de ese trozo de potencia que perdió hace unos siglos y que tiene que recuperar. Todos estos detalles siguen presentes, siguen siendo temas que afectan y forman parte de la vida de los griegos; la mitad del símbolo ateniense se sabe que está disperso en varios lugares del mundo y los nombres de los territorios turcos, en griego, mantienen su nombre griego.
Esta relación con el pasado, con la historia y todo lo sufrido por los abuelos y familiares se ve reflejado también en la forma en la que los jóvenes suelen entretenerse.
Sin considerarse fuera de lo normal, se canta, se escucha y se baila con la misma pasión, con la misma sensación de los antepasados. Gente de veinte-treinta años, pero también de cincuenta, sigue disfrutando, charlando, cantando, bebiendo y comiendo con el mismo estilo y placer que esos marines y trabajadores de los años ’20 hasta ’50 que se sentaban después de un día de trabajo y creaban música contando historias de sus vidas, su pasado, de sus pasiones y experiencias. Las canciones que se suelen tocar y cantar tratan sobre temas tradicionales como los desamores y juegos del amor; pero más interesantes son las canciones que tienen que ver con la política, los “que tienen dinero y poder”, la drogas como el hachís o la heroína, el pasado histórico griego, siempre dotados de un tono irónico y "de chulería".
"Los que tienen mucho dinero"


"Los presidentes"


"El barco a vapor desde Persia"


Un hecho ya común en la vida de Atenas son los cambios de rutina por cualquier tipo de manifestación, huelga o simplemente retraso de algún servicio. La puntualidad, el agobio de llegar pronto, las prisas, no son características de esta ciudad. Sí que es cierto que por esa tranquilidad y ganas de aprovechar, sentir cada minuto que se da en un momento de placer, crea menos tiempo para llegar a tiempo a cualquier sitio de la ciudad, cosa que provoca una irritabilidad y ganas de intentar expresar tal prisa; digamos que las calles y su tráfico son más bien sonoros. Las normas son simples “propuestas”: no existe un sistema de presión y multa que agobie y cree problemas, o miedos sobre ese margen de legalidad que se puede superar sin crear problemas a la ciudad. A todos molesta un poco, pero a todos les gusta sentirse libres, con posibilidades de ser más naturales, más humanos en sus actos, en su movimiento y decisiones en sus vidas.
Gracias a este modo vida, Atenas llega a ser un mundo lleno de sorpresas, una ciudad que parece gris por fuera, pero en realidad está llena de colores. Cada trayecto que se da por las calles malgastadas siempre estará “decorado” con algunos obstáculos. Se siente lo que es tener una gestión pública un tanto “peculiar” y no siempre eficaz. Pero no todo se limita en el caos y el desorden de la ciudad. La molestia inicial que produce el desorden arquitectónico e infraestructural al final desaparece. Todo gracias al olor de naranjos en flor, jazmín y pinos del Mediterráneo que llena las calles de la ciudad y el sol siempre presente lo acompaña durante los nueve de los doce meses del año. Esta energía se siente, se nota en las calles, en el ambiente, en los locales, en las terrazas y hasta en las discusiones que tanto les gusta a los griegos hacer, sed de emociones, tensiones, excitación y “sangre en las venas”.


20 may. 2016

γεγονότα

Πόσο μα πόσο μπορεί κανείς να πονέσει χωρίς πληγές;
Πώς κρύβονται μέσα μας ασυναίσθητα συναισθήματα, δάκρυα που πιστεύουμε πως είμαστε λογικοί και δυνατοί, αναίσθητοι και χαλαροί να τα συγκρατήσουμε.
Πόσες λέξεις, πόσα λόγια και χαμόγελα με μία ελαφρότητα που ούτε η ίδια καταλαβαίνει από που γεννιέται. Τόσα χαμόγελα και μάτια λαμπερά για ένα κοινό, για ένα κοινό που δεν πρέπει να δει, δεν πρέπει να καταλάβει, δεν έχει κανένα ρόλο να καταλάβει.
Πώς γίνεται το κοινό να είναι ο ίδιος ο εαυτός μας, προσπαθούμε να τον απολαύσουμε, αν τον απελευθερώσουμε, να τον κάνουμε ελαφρύ και αφελή, όπως νομίζουμε πως είμαστε, αλλά. Αλλά.
Πόσοι τοίχοι πέφτουν στην μοναξιά, πόσα δάκρυα κυλούν χωρίς καμία γραμμή ασφάλειας συναισθημάτων. Χωρίς έλεγχο της λογικής φτάνουν, εμφανίζονται ξαφνικά.
Ποια τελικά η πραγματικότητα; Το νόημα των εκφράσεων και των σκέψεων; Γιατί τόση καλοσύνη και ευγενικά ευχάριστα χαμόγελα; Πώς γίνεται να είναι τόσο επιπόλαιη η ψυχή μας να μη μπορεί να διαχειριστεί ένα κλάμμα, να πρέπει να γίνεται ελαφριά και ανέμελη για να μην μαυρίσει, για να μην πνιγεί στην αλήθειά της;
Δεν υπάρχει, δεν γίνεται πλέον, τόση καλοσύνη χωρίς εγωισμό, εγωισμός; Ποιος εγωισμός; Τι είναι τελικά αυτό το πράγμα; Κλαίμε επειδή λυπόμαστε ή λυπόμαστε επειδή είμαστε εγωιστές; Περιμένουμε για χάρη των άλλων ή για μας;
Γιατί να περιμένει κανείς; Τι να περιμένει; Γιατί τόση ανάγκη να αποδεχτούμε πως κατανοούμε, πως το γεγονός της ωρίμανσης σημαίνει "ανοχή σε πληγές". Γιατί να δεχτούμε πράγματα που δεν μας αρέσουν; Γιατί να δεχτούμε πως πρέπει να γίνουμε αναίσθητοι, σκληρή και διαχειριστές των δάκρυων μας; Είναι αυτό θετικό στοιχείο;
Όχι. Δεν είναι αληθινό το "καταλαβαίνω, το δέχομαι, το σέβομαι", ΟΧΙ. Δεν είναι δίκαιο, ούτε ευχάριστο είναι να πρέπει με τη λογική να σκοτώνουμε ένα ένα τα μικρά κομματάκια καρδιάς που παραμένουν ζωντανά και υποφέρουν, και διψούν, και πεινούν για κάτι, κάτι το αληθινό, άλογο και ελεύθερο, χωρίς διαπραγματεύσεις, χωρίς αμφιβολίες, χωρίς φόβους και αοριστίες. Τόση καλοσύνη, τόση αγάπη εγωιστικά δοτική. Πάντα με το ναι, με τη κατανόηση και τον σεβασμό προς τα συναισθήματα και τους φόβους του άλλου. ΟΧΙ, δεν είναι δίκαιο, δεν είναι σωστό να πνιγόμαστε εμείς οι ελεύθεροι άνθρωποι πεινασμένοι για δέντρα που θα μας κάνουν να σκαρφαλώσουμε και θα μας οδηγήσουν σε μία τρέλα ευτυχίας, ανέμελης και ουσιαστικής, γεμάτης ουσίας.
Ποιος μα νοιάζεται τελικά; Γιατί καταλήγουμε στο νοσοκομείο των υπερευαίσθητων πληγών; "Αναισθησία και επιπολαιότητα" το όνομά του. Χαμόγελα και επιφανειακά λόγια η δομή του. Οι ασθενείς του, πατημένες και μαυρισμένες καρδιές, πνιγμένες στα δάκρυα που δεν άφησα να φανούν για την "χαρά" και "ευτυχία" των άλλων, μην τυχόν τους αγχώσουν και πιέσουν. Γιατί να επιτρέψουν οι πονεμένοι τις πέτρες που λιθοβολούν τα συναισθήματά τους; Γιατί να το επιτρέπουν με τόση αγάπη και φροντίδα; Κατανόηση και σεβασμός για τον φόβο άλλου που φοβάται να ζήσει; Φοβάται να αισθανθεί; Πως επιλέγει να κλειστεί στο νοσοκομείο των ψεύτικων αρρωστιών;
Κλειστείτε εσείς στου φόβους σας, μην προχωράτε στα όνειρά σας, σε αυτά που σας κάνουν να χτυπά η καρδιά σας με μία ατελείωτη/άχρονη ευτυχία, τρέμουλο συγκίνησης και επιθυμίας.
Μην μας πνίγεται όμως με λέξεις, με λόγια και με σκέψεις. Τον φόβο τον πολεμήσαμε μόνοι μας, γιατί να δεχτούμε τον φόβο σας ενώ σας δείχνουμε την έξοδο από αυτόν;

Δύσκολες ζωές, ψυχές ανούσιες. Γιατί; 

3 may. 2016

ανκαι

και έτσι βγαίνει στην επιφάνεια
μία χαρά που μοιάζει με λύπη, η νοσταλγία μίας νέας ζωής
χαμένοι δρόμοι στην πορεία τους ενώ πλησιάζαμε τα μονοπάτια του φιλιού μας
φωνές που εμπνέουν εμπιστοσύνη πνίγουν όμορφα χαμόγελα
τρυφερά και πονηρά, αληθινά και φοβισμένα για το αύριο που δεν υπάρχει
που τα εμπόδια το έχουν λιώσει στην μελωδία της βροχής μας
σταγόνα σταγόνα στην παλάμη μου έκλαιγες
βαθιά στην ψυχή σου αναστέναζαν αναμνήσεις
και περιμένει, αναμένει ο χρόνος την υπομονή, την αντοχή του Απείρου
πως να ξεχωρίσει κανείς το λουλούδι από το φιλί;
η δίψα που καίει το λαιμό, τα χείλη μιας νέας ματιάς
είναι ντροπαλές σκέψεις επιθυμίας, φοβισμένα βήματα στο κενό

τώρα, ανάγκη αυτής της γατήσιας γουργούρινης ενέργειας
πίσω από την κουρτίνα κυματίζεται η απορία
δύο χάδια μόνο ο προορισμός
έλα, στην άκρη
κοιμήσου
να σε φιλήσω

Robert Henke, la evolución artística de la ingeniería, detalle y sinestesia a ritmo de techno

Entrevista para la sección de Cultura de DisparaMag de Robert Henke.
El 19 de febrero, en el local Romantso de Atenas, Robert Henke dió una charla sobre la evolución de la relación entre el ser humano y la música, la creación de música y sus instrumentos. En resumen, cómo de un contacto directo con la creación de sonidos, como con la misma voz, el compositor y músico se encuentran ante una nueva serie de instrumentos que han sobrepasado el límite de los ordenadores. La tecnología ha creado un instrumento invisible, sin cables, sin herramientas manuales, con nuevos niveles de sonidos y conciertos. Su presencia no se limitó al habla, sino que esa misma noche dio muestra de lo que mejor sabe hacer: componer. En un entorno sin luces ni efectos especiales hizo que cada cuerpo sintiera en su interior de la forma más sustancial un curioso juego de sonidos. Cada persona estaba en las vibraciones de la música.


Henke, Robert Henke, o como se denomina en sus proyectos, Monolake, es un artista alemán, residente berlinés. Su medio es el sonido y la luz; sus herramientas, la tecnología, la ingeniería, y su núcleo, una visión bastante interesante de las relaciones espacio-sonoras.
Sin ser conocedora de la música techno, me quedé impresionada tanto por la forma en la que pudo presentar y explicar la evolución del contacto persona-música, como por la misma sesión. Consideré oportuno hacerle algunas preguntas más detalladas sobre su filosofía y manera de entender e interactuar con la música, ya que tales obras no las puede crear alguien “cualquiera”.
En varias entrevistas de los años anteriores mencionabas que te era muy difícil definirte como Robert Henke y qué exactamente podría definir tus proyectos como Monolake. Hoy, tras tantos años de trabajo y madurez, ¿qué te definiría como Robert-persona artista y como Monolake? ¿Si te preguntase quién eres o qué eres cuál sería tu respuesta?
Mi principal conflicto vino de la percibida discrepancia entre ser un ingeniero y programador informático, y ser un artista. Me llevó bastante tiempo entender que la ingeniería no puede ser separada del arte en mi caso. La distinción entre Robert Henke y mi alias Monolake es sencilla; Monolake es mi proyecto centrado más en música club. Una vez fue el corazón de mi trabajo, pero eso ya hace tiempo que pasó, ahora es una de las cosas entre muchas otras que hago. Me defino como un artista audiovisual que trabaja con ordenadores.
Tu trabajo como artista e ingeniero se basa en la música, y en concreto en la esencia del sonido, y la forma en la que juegas y presentas el sonido es bastante único. ¿Cómo podrías describir el sonido, qué pensamientos e ideas te provoca?
Para mí, la clave de la música generada por ordenador es la libertad de crear nuevos sonidos, nuevos espacios y ritmos que ningún humano podría tocar. Yo intento usar mi medio de manera que destaquen sus cualidades únicas. El ordenador no es un sustituto de un pianista, tiene que hacer cosas que son más específicas. Mi sonido es un resultado de ello, timbres que son imposibles de conseguir –a los que es imposible llegar sin ordenador. Componer con ordenadores requiere convertir ideas en procedimientos, probarlas y entonces si el resultado es interesante, volver y mejorar el procedimiento. Un procedimiento puede ser escribir una pieza de software con un objetivo concreto o simplemente conectar herramientas ya existentes de una manera específica.
¿Y el silencio?
El silencio es un reto para mí en un tiempo donde todo parece estar gritando para conseguir aún más atención. Intento ser valiente e incluir el silencio en mis obras, pero no es tan sencillo.

Silencio Robert Henke
En varios puntos me pareció muy interesante tu descripción sobre cómo el tiempo se diluía con la repetición y cómo de ésta surgían los detalles y la concentración. ¿Podrías explicarme cómo éstas se combinan en tu filosofía, tu arte y tus proyectos?
Me gusta mucho la repetición, puede crear sensaciones muy intensas pero también requiere maestría para resultar interesante durante un largo período de tiempo. Me gusta la idea de la música como un estado, algo eterno, en oposición al trabajo breve y cerrado.
Hablando sobre sonido, tiempo, concentración, surge una sensación de armonía y ritmo que se refleja perfectamente en tus trabajos y performances en las que parece que nada se deja al azar. En algún momento te denominabas perfeccionista. ¿Cuál es el papel del caos y el orden para ti y como éstos se proyectan en tus instalaciones?
Yo trabajo con muchas operaciones aleatorias, pero las domestico hasta que el resultado se controle de tal forma que cree significado. El ruido blanco es simplemente ruido blanco, pero varios procesos interconectados que implican algo de aleatoriedad pueden crear resultados extremamente complejos y satisfactorios. Me gusta pensar en que creo un sistema de tal complejidad que ni siquiera yo como creador sea capaz enteramente de prever como va a funcionar en algún momento dado.
En el concierto de Atenas el fondo era simplemente oscuridad. Pero normalmente en tus conciertos tú usas algún fondo visual combinado con música. De una forma curiosa tu música no llega simplemente a través del oído, sino también de todo el cuerpo, a través de la vista/ojo y la vibración/tacto. Transformas el sonido en un mensaje para los otros sentidos, creando una sinestesia física. ¿Cuál es el objetivo de tu música/arte/composiciones? ¿Qué es lo que quieres transmitirle a la audiencia? ¿Qué quieres que un cuerpo, un ser humano sienta al presenciar tus obras?
La clave es la experiencia. Quiero proporcionar una situación que es mentalmente estimulante y satisfactoria. Lo más importante ante todo es que el mayor número posible de aspectos sean intencionados. Si hay luz, ¿por qué? ¿de dónde viene? ¿de qué color? ¿cuándo cambia? Si hay un sonido ¿de dónde viene? ¿cómo de alto?, etc. Creo que los detalles cuentan. Todo lo que se hace con cuidado puede convertirse en algo significativo y convertirse en una parte importante de algo aún más grande. En ese sentido me gustó de veras el lugar en Atenas, era un espacio donde se daba importancia al detalle, algo con lo que yo me siento muy vinculado.

Truco Robert Henke
¿Cuál podrías decir que es el truco, la combinación, la receta perfecta para crear el ambiente ideal? Como has mencionado en el pasado, ¿cuál es el detalle que consigue llegar a la sensación de espiritualidad?
No hay una norma universal, y eso lo hace interesante. Hay un libro sobre espacios y reverberación (artificial) de Barry Blesser, un investigador que ha dedicado mucho de su tiempo en el desarrollo de unidades de reverberación artificial. Su título es Places speak, are you listening? (Los espacios hablan ¿estás escuchando?) y lo resume muy bien. Si yo llego a un espacio intento entender lo que hay allí y utilizarlo a favor de mis ideas. Es por eso que me gusta tanto hacer instalaciones. Tienen que ver con la interacción en el espacio.
¿Qué es lo que te fascina tanto de Asia? Cuando te refieres a Asia, ¿a qué países y aspectos te refieres en concreto? ¿Qué consideras que deberías aprender de su cultura?
Hay muchos aspectos que encuentro interesantes: La densidad de la vida en Hong Kong, la perfección de los detalles en Japón, las evidentes diferencias culturales con Europa, todas esas propiedades que intensifican mi percepción y amplían mis horizontes.
Asumiendo la elasticidad, fantasía y gama de posibilidades que hay en el nivel de los sueños, si tuvieses la oportunidad de crear tu proyecto más deseado, ¿cuál sería?
No tengo deseos tan externos. Me encantaría poder crear mejor, de forma más consistente, y proyectos más avanzados, que sean algo más que simples demostraciones tecnológicas. Al final, todos mis deseos están relacionados más con mis propias limitaciones que con las circunstancias externas.

Concierto Robert Henke
Robert Henke participará en el próximo X Festival Internacional de Creación Audiovisual de Gijón la última semana de Abril (28, 29, 30 de Abril y 01 de Mayo). L.E.V.
Más información

22 mar. 2016

Blues


Και αυτό συμβαίνει κάθε μέρα, ένα blues με πιάνει και με κάνει δικό του, με κάνει να νιώθω σαν την πρώτη μέρα που αισθάνθηκα, που έζησα, που ένιωσα τον κόσμο γύρω μου. Ο κόσμος γύρω μου μελαγχολικό, κουρασμένος και παθιασμένος από τη νοσταλγία. Τα βλέμματα, γύρω από το whiskey με μπορντώ αποχρώσεις στις χρυσές σταγόνες που χύνονται στο λαιμό μου. Έτσι δροσερά καταβαίνει η μελωδία, η κίνηση μίας φωνής, εσωτερικής, εξωτικής ψυχής μίας σκέψης, μίας ανάμνησης που σε ενώνει, σε δεσμεύει με τη ζωή που φεύγει. Τον θάνατο τον έχεις βρει, σε ξέρει και τον χαιρετάς, κουνώντας ρυθμικά, ρομαντικά, ονειροπολώντας, το κεφάλι. Χορεύεις μαζί τους, η ζωή και ο θάνατος. Δίψα και whiskey, κάνουν την καρδιά σου... να χάνεται. Πώς; Πώς μία σιτγμή παραβιάζει τους κανόνες της ηθικής, γεμίζει τον κόσμο συναισθήματα και ποτίζει τα στόματα κατανόηση.
Ερωτεύονται, υπνοτίζονται βλεφαρίδες ακολουθούν το χορό τους. Σιωπηλά, πίνεις και νιώθεις. Σκέφτεσαι χωρίς τρόπο, απλά πέφτουν οι σκέψεις.

Κουνάει παραπέρα τους γοφούς της, του δείχνει με έναν αργό τρόπο την ελαφρότητα του αρώματός της. Την νιώθει, την ανασαίνει, την χορεύει με τα μάτια, εισπνέει αργά, στο ρυθμό των γοφών της με χρυσές αποχρώσεις, σταγόνες φτάνουν στην ψυχή του αρώματός της, μέσα του. Τη νιώθει, τη χαϊδεύει, στη γραμμή του δέρματός της, ηλεκτρίζεται, δεν την ακουμπάει, ακολουθεί το γαργάλισμα της φαντασίας, το κενό ανάμεσα στο πάθος και στο άγγιγμα. Έτσι τη χαϊδεύει, χωρίς να αγκουμπάει, μαλακά, ντροπαλά, παθιασμένα, συγκρατημένα... πολύ, πολύ συγκρατημένα, υπερβολικά. συγκρατημένα. η ταχυκαρδία πιέζει τα δάχτυλα, η ανάσα βαραίνει, δεν αντέχει. συγκρατημένα την χαϊδεύει με τη σκιά του χεριού του. Και κυματίζονται οι γραμμές τους, το χέρι του, ο γοφός της, χορεύουν ενωμένοι από την επιθυμία. συκγρατημένα. κομμένες ανάσες, κομμένα δέρματα, εκρήξεις στο κάθε χάδι μη καμμένο.

9 mar. 2016

Boddinale, el rincón de la personalidad berlinesa

Artículo escrito para DisparaMag sobre el festival de cine Boddinale que se celebra cada año en Berlin, en Febrero.

Berlín. Ya con el nombre de la ciudad, la cantidad de eventos, experiencias, proyectos, festivales, movimientos que le pueden venir a alguien a la cabeza es infinita. Lo mejor de todo, que es real. Un mundo cultural, vivo y lleno de ideas que circulan por las calles, por el aire de la ciudad.
Berlín respira cambios. Una ciudad llena de vitalidad, pero que nace de esa discontinuidad de los barrios, de los edificios, de ese hueco incómodo de su historia. Toda esa sensación oscura de vergüenza y discreción y un punto de interrogación en varios temas ha creado un ambiente misterioso, abierto a formas de ver las cosas alternativas, una ciudad llena de “otras opciones”. No esperas nada y te lo llevas todo.
Con la brecha de libertad del ’89 dos mundos enteros, sedientos de contacto con su “otra mitad ciudadana”, crearon un movimiento entre las dos mitades de la ciudad que se expandió y se convirtió en el alma de Berlín. Junto a éste, una marea de gente de otros países vieron en Berlín el lugar ideal para poder crear proyectos, un renacimiento, una explosión de contactos y ganas de hacer de la ciudad un proyecto en sí. Todo este ambiente sigue palpitando y resonando en los almacenes del Oeste o en los bloques enormes de edificios del Este. La ciudad te llama.
Entre el paisaje gris y frío de este país del Norte encuentras varios refugios donde unas velas, un grupo de música experimental, una puerta que te lleva a un bar de jazz en la segunda planta a la izquierda, te hacen sentirte cómodo. Al no querer definirse por su historia, pero al tener escritos en sus calles sus momentos más sombríos se siente la necesidad de escape, de crear mundos donde la libertad es la base y la personalidad el tronco. Berlín tiene personalidad, no es perfecta, cosa que conoce y por ello ha conseguido aceptarse y sacar lo mejor de sí misma. No hay mejor mérito que el saber apreciarse y encontrar formas de compensar esos rincones oscuros que todos tenemos en nuestras vidas. Por ello podría denominar Berlín como una ciudad en proceso de maduración y donde la aceptación de lo oscuro te hace sentirte persona.
En esta ciudad del misterio, vida y realidades paralelas ya desde hace algunos años se organiza uno de los festivales de cine más conocidos en el mundo: la Berlinale. Pero no voy a hablar de éste: precioso, famoso, lleno de lujos y estrellas que muchos conocen, no lo voy a hacer protagonista, ya que lo es por sí mismo. Voy a hablar de su hermano pequeño, de su compañero raro de clase, ese curioso que te atrae y quieres conocerle sin saber por qué.
Boddinale. Ése es el nombre de este festival, pequeño todavía, alternativo según la regla general de lo que define lo que es normal de lo que no lo es. Lo seguro es que no es comercial, su objetivo no son los grandes eventos, actores y fiestas. El centro de proyecciones no es un cine en una zona comercial y rodeada de preciosos edificios y centros comerciales. Su mes Febrero y su zona es la Neukölln, una zona de Berlín diferente, interesante donde muchos jóvenes prefieren pasar sus tardes y noches en bares y locales, muchos de los cuales muchos cambian constantemente. El Boddinale toma el nombre de la calle donde se organiza, la Boddinstraße y las proyecciones se realizan en tres bares de la calle: el Loophole, FilmBar y Laidak.
Boddi 2
Puedo hablar solo del Loophole donde tuve la suerte de ir y ver una Berlín entera concentrada en unos pocos metros cuadrados. Un bar oscuro, con sillas y asientos de todo tipo encontrados seguramente en mercadillos - había hasta unos asientos de avión-tren-coche -, pintado y decorado sin algún estilo que interesase demasiado. Pero precisamente, sin tener ese aire de “postureo” o de “querer parecer alternativo”, acaba siendo real y auténtico, único. Loophole.
Es ese ambiente que, precisamente, lo hace ideal para un festival de cortos, documentales, animaciones o videoclips musicales de todo tipo. Desde una versión femenina de los hermanos Karamazov (12 minutos) a un documental sobre un personaje posiblemente imaginario de la ola rave de los años ’80 y ’90 (97 minutos), de países distintos, experiencia distinta, personalidades distintas con la mismas ganas de crear algo, de construir algo. Esa tranquilidad, esas ganas de crear algo que les expresase como personas y sus ideas sin algún límite temático o experimental creó precisamente ese ambiente tan interesante en el que todos acabaron centrados e interesados.
Otro detalle de la apertura de fronteras que tiene es la retrasmisión en los tres bares al mismo tiempo que, además, se puede seguir online desde la página oficial. Otro punto interesante es que al final de cada corto hay una pequeña charla-presentación con los directores. ¿Por qué parece tan interesante? Porque son personas que se presentan, saliendo de detrás de la cámara, ante un público, pequeño, más concreto y más personal. Ese contacto y distancia les hace presentarse como lo que son, personas cercanas y reales, con sus miedos escénicos, alejándose del micrófono como si se tratara de un cuchillo ardiente, o aires ególatras al mencionar sus películas no como tales sino como un “estilo X”. Ellos mismos, presentando nuevos proyectos, invitan a gente que esté interesada a que participen o ayuden como puedan, creando así un vínculo con el “público”, dan la posibilidad de pasar de un lado de la pantalla al otro. Precisamente esos detalles, esas peculiaridades son las que hacen sus películas mucho más vivas, mucho más reales.
boddi 3
Por todo lo mencionado y muchas más cosas, que se pueden entender solo yendo a este tipo de eventos, Boddinale es un punto importante en una visita turística o no de Berlín. Un plus a la curiosidad de un paseante, viajero sin ganas de multitud ni grandes eventos, esta aspillera es el rincón ideal para ir sin necesidad de nada más que la presencia y, si apetece, sed de cerveza berlinesa. Boddinale vale la pena.

Contacto Boddinale
Información sobre la Boddinale

6 feb. 2016