22 mar. 2016

Blues


Και αυτό συμβαίνει κάθε μέρα, ένα blues με πιάνει και με κάνει δικό του, με κάνει να νιώθω σαν την πρώτη μέρα που αισθάνθηκα, που έζησα, που ένιωσα τον κόσμο γύρω μου. Ο κόσμος γύρω μου μελαγχολικό, κουρασμένος και παθιασμένος από τη νοσταλγία. Τα βλέμματα, γύρω από το whiskey με μπορντώ αποχρώσεις στις χρυσές σταγόνες που χύνονται στο λαιμό μου. Έτσι δροσερά καταβαίνει η μελωδία, η κίνηση μίας φωνής, εσωτερικής, εξωτικής ψυχής μίας σκέψης, μίας ανάμνησης που σε ενώνει, σε δεσμεύει με τη ζωή που φεύγει. Τον θάνατο τον έχεις βρει, σε ξέρει και τον χαιρετάς, κουνώντας ρυθμικά, ρομαντικά, ονειροπολώντας, το κεφάλι. Χορεύεις μαζί τους, η ζωή και ο θάνατος. Δίψα και whiskey, κάνουν την καρδιά σου... να χάνεται. Πώς; Πώς μία σιτγμή παραβιάζει τους κανόνες της ηθικής, γεμίζει τον κόσμο συναισθήματα και ποτίζει τα στόματα κατανόηση.
Ερωτεύονται, υπνοτίζονται βλεφαρίδες ακολουθούν το χορό τους. Σιωπηλά, πίνεις και νιώθεις. Σκέφτεσαι χωρίς τρόπο, απλά πέφτουν οι σκέψεις.

Κουνάει παραπέρα τους γοφούς της, του δείχνει με έναν αργό τρόπο την ελαφρότητα του αρώματός της. Την νιώθει, την ανασαίνει, την χορεύει με τα μάτια, εισπνέει αργά, στο ρυθμό των γοφών της με χρυσές αποχρώσεις, σταγόνες φτάνουν στην ψυχή του αρώματός της, μέσα του. Τη νιώθει, τη χαϊδεύει, στη γραμμή του δέρματός της, ηλεκτρίζεται, δεν την ακουμπάει, ακολουθεί το γαργάλισμα της φαντασίας, το κενό ανάμεσα στο πάθος και στο άγγιγμα. Έτσι τη χαϊδεύει, χωρίς να αγκουμπάει, μαλακά, ντροπαλά, παθιασμένα, συγκρατημένα... πολύ, πολύ συγκρατημένα, υπερβολικά. συγκρατημένα. η ταχυκαρδία πιέζει τα δάχτυλα, η ανάσα βαραίνει, δεν αντέχει. συγκρατημένα την χαϊδεύει με τη σκιά του χεριού του. Και κυματίζονται οι γραμμές τους, το χέρι του, ο γοφός της, χορεύουν ενωμένοι από την επιθυμία. συκγρατημένα. κομμένες ανάσες, κομμένα δέρματα, εκρήξεις στο κάθε χάδι μη καμμένο.

9 mar. 2016

Boddinale, el rincón de la personalidad berlinesa

Artículo escrito para DisparaMag sobre el festival de cine Boddinale que se celebra cada año en Berlin, en Febrero.

Berlín. Ya con el nombre de la ciudad, la cantidad de eventos, experiencias, proyectos, festivales, movimientos que le pueden venir a alguien a la cabeza es infinita. Lo mejor de todo, que es real. Un mundo cultural, vivo y lleno de ideas que circulan por las calles, por el aire de la ciudad.
Berlín respira cambios. Una ciudad llena de vitalidad, pero que nace de esa discontinuidad de los barrios, de los edificios, de ese hueco incómodo de su historia. Toda esa sensación oscura de vergüenza y discreción y un punto de interrogación en varios temas ha creado un ambiente misterioso, abierto a formas de ver las cosas alternativas, una ciudad llena de “otras opciones”. No esperas nada y te lo llevas todo.
Con la brecha de libertad del ’89 dos mundos enteros, sedientos de contacto con su “otra mitad ciudadana”, crearon un movimiento entre las dos mitades de la ciudad que se expandió y se convirtió en el alma de Berlín. Junto a éste, una marea de gente de otros países vieron en Berlín el lugar ideal para poder crear proyectos, un renacimiento, una explosión de contactos y ganas de hacer de la ciudad un proyecto en sí. Todo este ambiente sigue palpitando y resonando en los almacenes del Oeste o en los bloques enormes de edificios del Este. La ciudad te llama.
Entre el paisaje gris y frío de este país del Norte encuentras varios refugios donde unas velas, un grupo de música experimental, una puerta que te lleva a un bar de jazz en la segunda planta a la izquierda, te hacen sentirte cómodo. Al no querer definirse por su historia, pero al tener escritos en sus calles sus momentos más sombríos se siente la necesidad de escape, de crear mundos donde la libertad es la base y la personalidad el tronco. Berlín tiene personalidad, no es perfecta, cosa que conoce y por ello ha conseguido aceptarse y sacar lo mejor de sí misma. No hay mejor mérito que el saber apreciarse y encontrar formas de compensar esos rincones oscuros que todos tenemos en nuestras vidas. Por ello podría denominar Berlín como una ciudad en proceso de maduración y donde la aceptación de lo oscuro te hace sentirte persona.
En esta ciudad del misterio, vida y realidades paralelas ya desde hace algunos años se organiza uno de los festivales de cine más conocidos en el mundo: la Berlinale. Pero no voy a hablar de éste: precioso, famoso, lleno de lujos y estrellas que muchos conocen, no lo voy a hacer protagonista, ya que lo es por sí mismo. Voy a hablar de su hermano pequeño, de su compañero raro de clase, ese curioso que te atrae y quieres conocerle sin saber por qué.
Boddinale. Ése es el nombre de este festival, pequeño todavía, alternativo según la regla general de lo que define lo que es normal de lo que no lo es. Lo seguro es que no es comercial, su objetivo no son los grandes eventos, actores y fiestas. El centro de proyecciones no es un cine en una zona comercial y rodeada de preciosos edificios y centros comerciales. Su mes Febrero y su zona es la Neukölln, una zona de Berlín diferente, interesante donde muchos jóvenes prefieren pasar sus tardes y noches en bares y locales, muchos de los cuales muchos cambian constantemente. El Boddinale toma el nombre de la calle donde se organiza, la Boddinstraße y las proyecciones se realizan en tres bares de la calle: el Loophole, FilmBar y Laidak.
Boddi 2
Puedo hablar solo del Loophole donde tuve la suerte de ir y ver una Berlín entera concentrada en unos pocos metros cuadrados. Un bar oscuro, con sillas y asientos de todo tipo encontrados seguramente en mercadillos - había hasta unos asientos de avión-tren-coche -, pintado y decorado sin algún estilo que interesase demasiado. Pero precisamente, sin tener ese aire de “postureo” o de “querer parecer alternativo”, acaba siendo real y auténtico, único. Loophole.
Es ese ambiente que, precisamente, lo hace ideal para un festival de cortos, documentales, animaciones o videoclips musicales de todo tipo. Desde una versión femenina de los hermanos Karamazov (12 minutos) a un documental sobre un personaje posiblemente imaginario de la ola rave de los años ’80 y ’90 (97 minutos), de países distintos, experiencia distinta, personalidades distintas con la mismas ganas de crear algo, de construir algo. Esa tranquilidad, esas ganas de crear algo que les expresase como personas y sus ideas sin algún límite temático o experimental creó precisamente ese ambiente tan interesante en el que todos acabaron centrados e interesados.
Otro detalle de la apertura de fronteras que tiene es la retrasmisión en los tres bares al mismo tiempo que, además, se puede seguir online desde la página oficial. Otro punto interesante es que al final de cada corto hay una pequeña charla-presentación con los directores. ¿Por qué parece tan interesante? Porque son personas que se presentan, saliendo de detrás de la cámara, ante un público, pequeño, más concreto y más personal. Ese contacto y distancia les hace presentarse como lo que son, personas cercanas y reales, con sus miedos escénicos, alejándose del micrófono como si se tratara de un cuchillo ardiente, o aires ególatras al mencionar sus películas no como tales sino como un “estilo X”. Ellos mismos, presentando nuevos proyectos, invitan a gente que esté interesada a que participen o ayuden como puedan, creando así un vínculo con el “público”, dan la posibilidad de pasar de un lado de la pantalla al otro. Precisamente esos detalles, esas peculiaridades son las que hacen sus películas mucho más vivas, mucho más reales.
boddi 3
Por todo lo mencionado y muchas más cosas, que se pueden entender solo yendo a este tipo de eventos, Boddinale es un punto importante en una visita turística o no de Berlín. Un plus a la curiosidad de un paseante, viajero sin ganas de multitud ni grandes eventos, esta aspillera es el rincón ideal para ir sin necesidad de nada más que la presencia y, si apetece, sed de cerveza berlinesa. Boddinale vale la pena.

Contacto Boddinale
Información sobre la Boddinale

6 feb. 2016

5 feb. 2016



Τίποτα δεν χρειάζεσαι. Μόνο εσένα, τον εαυτό σου, την ευτυχία σου και το είναι σου.







Μα ποιος-ποια είναι ο εαυτός μου, η ευτυχία μου και το είναι μου;
Τι με κάνε εγώ, τι με κάνει άτομο, τι με κάνει να είμαι;
Τίποτα.

lluvia de estrellas
polvo de ellas
estrellas

Le merle

La noche es su reino, el amanecer su canto, sus miedos desaparecen de día, sus amores nacen de noche.
Melodía solitaria, silenciosa, única, melancólica.
Amaneceres y atardeceres juntos.
Compartimos sensaciones, esperanzas y deseos
cada latido canta hacia tu noche, tus estrellas.
La noche es tu piel, tu alma y fugaces tus ojos ante mi tristeza.
La noche es mi piel, mi alma y vibrantes dibujan mi temor. Esos ojos.




19 ene. 2016

Θες να γίνουμε αστερισμό;

Και ένα βράδυ, ή ήταν μέρα
ενώ στα όνειρα τραγουδούσαν ποιητές
τα δάχτυλά του έτρεμαν
τα χείλη της δάκριζαν

οι σκέψεις τους έπιαναν το χρόνο
το δικό τους όπου έτρεχαν τα φεγγάρια
λες και ήθελαν να φτάσουν πιο κοντά στην γυάλινη ματιά
γράφανε στο στήθος
μικρά πέτρινα τώρα, βιάζομαι
θέλω τη στιγμή να σου κλείσω την πόρτα
των βημάτων που ποτέ δεν κοίταξες
των λέξεων που ποτέ δεν αγκάλιασες

θέλω να με γδύσεις στα κόκκινα
γαλάζια η στιγμή του φιλιού μας
με κοίταξες στην σιωπή της ανάσας
όπου χώθηκες και σκόνταψες
μέσα μου
τράβαμε

θες;
πάμε να φύγουμε
να γίνουμε ένα
να μείνουμε Άλλοι, εσύ

πάμε να γίνουμε αστερισμό
θα είμαστε κόκκινοι χτύποι
ενώς σεισμού που διαχέει τη φωνή μας

και κλειδώνω τα αγκάθια
όπως τη νύχτα τους αναστεναγμούς
μίας στιγμής
μίας σιγής

31 dic. 2015

Coincidencias sin parar, Sergei y Luka

y seguimos descubriendo, encontrándonos con coincidencias de la vida, o del arte o de los genios.

Sergei Polunin y Luka Sulic, qué mas pedir, nada, solo que en algún momento hagan alguna colaboración, mientras escuchaba la impresionante melodía de Luka, me vino al movimiento de Sergei y me acordé de que en una pieza coincidían!


a partir del minuto 8:33 (aunque todo el video es arte, precioso)


y




No digo más, simplemente imagino a estos dos hombres en una colaboración, un sueño.

16 dic. 2015

Coincidencias amadas

De vuelta a las coincidencias musicales!
Llevaba tanto tiempo intentando acordarme de qué tango tenía aires de Gloomy Sunday húngara.
Lo encontré...
Y me trajo otros recuerdos, no aptos para sensibles del corazón tierno.




Gloomy Sunday, húngara, la canción del suicidio, escuchad.





Pa' qué seguir (supongo viviendo)







y versiones posteriores




clásica, siempre



para mentes abstractas




y björk.